5 tips para cuidar tu barba

Al igual que cuidamos nuestro pelo o la manera de vestir, el cuidado de la barba es importantísimo. A parte de querer  que luzca bien, debemos tenerla siempre sana, limpia e hidratada. Según un estudio microbiológico, la barba acumula muchísimas bacterias y gérmenes acumulados; exactamente 20.000 bacterias; principalmente de tocarla  sin un previo lavado de manos.

Por eso, llevar barba conlleva una gran responsabilidad de higiene, ¿cómo conseguimos que esté sana, limpia e increíblemente atractiva? Muy sencillo, ¡sigue leyendo!

5 tips para cuidar tu barba

Lávala una o dos veces al día.

A lo largo del día, los restos de comida y distintas partículas del ambiente, dan lugar a una gran cantidad de bacterias en nuestra barba; por ello es muy recomendable lavar la barba por la mañana y por la noche.

Al igual que elegimos un champú y acondicionador específico para nuestro pelo, no podemos usar cualquier tipo de producto para nuestra barba. Debemos lavarla con un jabón específico que cuide de ella y la piel. Es muy importante que una vez que la lavemos, no la dejemos mojada; ya que, el exceso de agua y la humedad estropean el vello. Se cuidadoso al pasar una toalla, en la cara tenemos la piel más sensible del cuerpo.

Hidrata con aceite 

Debemos de tener una piel sana, para poder tener una barba sana. Para ello, debemos de aplicar un aceite específico para nuestra barba y piel a diario. Esto ayudará a que la piel esté hidratada, evitando picores y la potenciará, aportándole brillo y un aspecto sano. Además, de esta manera, evitaremos que las puntas de nuestra barba se quiebren y crezca más fuerte los pelos de la barba. Evita los aceites químicos y elige un buen aceite compuesto de productos naturales. 

¿Cómo y cuánto aceite aplicaremos? Lo ideal será, que nos apliquemos unas pequeñas gotas del producto en las manos y lo extendemos bien. Bastará con que lo aplicaremos una vez al día.

Aplica una buena loción

Al igual que el pelo, debemos afeitar y recortar nuestra barba con frecuencia; esto ayudará a darle la forma que queremos. Este proceso, puede provocar la irritación de la cara o incluso alguna pequeña herida. Por ello, es importante que tras afeitado, apliquemos loción para cerrar los poros afectados, hidratando y calmando tu piel.

Cepillala con ayuda de cera

El cepillado, es una parte muy importante para mantener tu barba en buen estado. Es esencial tener un cepillo específico, ya que te ayudará a que tu vello facial crezca en una misma dirección uniforme y potenciará el equilibrio y la salud de tu piel.

Podemos ayudarnos del uso de cera, para facilitar el objetivo de darle la forma que queremos y evitar que se despeine. Con la cera, evitaremos los enredos y le daremos una apariencia más cuidada y saludable. Además, será mucho más sencillo peinarla con un poco de cera.

Visita de vez en cuando a tu barbero

Es importante que acudamos de vez en cuando a un profesional, ya que, cada barba necesita distintos cuidados. El barbero será el más indicado para aconsejarte a la hora de darle forma a tu barba para que encaje de la mejor manera con tu rostro. Además, es aconsejable que cada cierto tiempo te de retoque para que el mantenimiento en casa sea más fácil y llevadero.

Y recuerda, cuidar tu barba significa dejarla tranquila. No la toques o acaricies  demasiado, y controla que a la hora de comer, no te quede ningún resto alrededor de ella.